Biografia de Samuel Freiherr von Pufendorf

La ley natural de P. se basa en la naturaleza del hombre que se puede experimentar mediante la aplicación de la razón, que por su parte se basa en la creación divina y está en sí misma sensata y razonablemente ordenada. En el desarrollo de las normas, P. parte del individuo humano en estado natural, según el cual éste es débil (imbecillitas) e incapaz de sostenerse por sí mismo, como corresponde a su instinto de autoconservación (amor propius).

Por lo tanto, está obligado a cooperar con otras personas (socialitas). Esta socialidad sigue reglas que se basan en parte en la revelación divina, en parte son el resultado de la razón común a todos los seres humanos y en parte siguen las leyes del Estado.

Mandamiento de Socialitas

Contrariamente a la enseñanza de Grocio, cuya ley natural es un sistema de derechos defendibles, P. se centra en el deber humano que resulta de la socialitas. Ya el deber de autoconservación en la cima de los deberes se desprende del mandamiento de Socialitas (JNG 2.4.1). Los deberes contra los demás no se refieren sólo a que el refectorio no viole los derechos de nadie (JNG 3.1.1), sino, como dice P. con referencia a Platón, Cicerón y Séneca, que cada uno hace algo bueno por el otro.

Las obligaciones morales de intercambio mutuo de beneficios pueden y deben convertirse en obligaciones jurídicamente vinculantes a través de contratos (JNG 3.40.1-2). De esta manera, el contrato se convierte en la base más importante de todos los humanos. comunidad, incluyendo el estado. Su formación requiere dos tratados y una resolución: el tratado constitutivo del Estado, la resolución sobre la forma del Estado y el tratado de sometimiento.

El gobernante del Estado

La importancia del tratado para la formación del Estado permite a P. imponer deberes también al gobernante del Estado (JNG 7.9). La Ley Natural de P. tuvo una importancia eminente para el derecho y la ley natural en el siglo XVIII por su contenido y su estructura sistemática.

Tuvo una gran influencia en Christian Thomasius (1655-1728) y →Christian Wolff (1679-1754), y, en parte mediada por estos autores, también en la legislación de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Sin embargo, su teoría de la imputación en el derecho penal, así como el sistema y las enseñanzas básicas del derecho privado siguen siendo influyentes hoy en día.

Obras

Además W Severini de Monzambano, De statu imperii Germanici, 1667 (con: Severini Monzambano, Offenherziger Discurs, übers. durch e. ungen Glied d. hochlöbl. fruchtbringenden Ges., 1669, en: Staatslehre d. Early Modern Times, ed. por N. Hammerstein, 1995, pp. 567-931); H. Denzer (trad., ed.), Die Vfg. d. dt. Reiches, 1976;
ders. (Übers., Hg.), S. v. P. y Vfg. d. dt. Reiches, latín y alemán, 1994.

De officio hominis et civis iuxta legem naturalem libri duo, 1673;  On the Duty of Man and Citizen, de M. Silverthorne, ed. por J. Tully, 1991;  On the Duty of Man and Citizen according to the Law of Nature, ed. y supra, por K. Luig, 1994;  Dissertationes Academicae Selectiores, 1675;  Eris Scandica, 1686;  Insertar en d. Historia de los Imperios y Estados más Nobles, 1682;  Commentariorum de rebus sueeiis libri XXVI, 1686.

De habitu religionis christianae ad vitam civilem, 1687; De rebus a Carolo Gustavo Sueciae Rege gestis, 1696;
De rebus gestis Kriderici Wilhelmi Magni Electoris Brandenburgici, 1695;  De rebus gestis Friderici III Electoris Brandenburgici, 1734;  Kl. Vorträge u. Schrr., ed. por D. Döhring, 1995;  Ges. Werke, ed. por W. Schmidt-Biggemann, que publicó Vol. 1, Briefwechsel, ed. por D. Döring, 1996; Vol. 4.1 y 4.2, De iure naturae et gentium, ed. por F. Böhling, 1998; Vol. 2, De officio, ed. por G. Härtung, 1997.

Leave a Reply